sábado, 30 de agosto de 2008

La idea


Afilar mis dedos y acariciarla, es mi turbulenta intención, unas palabras de alabanza asedian su libertad...

Siento como uno, furibundo se dilata, cerca está, pero algo le produce pavor... la sensación?
Es una delgada linea, que aparece y desaparece en el horizonte de las ideas, hay otras, que hacen temblar a éste de confusión...

Unas se mueven en consonante furia, al ritmo que el momento define... emprendedoras en cuestiones afirmantes, despojando el espacio del elixir fenoménico...

Desde arriba se deslizan otras, éstas insinuantes, lentas en cuestiones declarantes, como el derruir del tiempo...

Inesperadas otras, fulgurantes y opresivas, entrometidas, y a veces, draconianas... no permiten que éste alcanze su destino

2 comentarios:

azpeitia dijo...

la sangre derramada alimentará la tierra....azpeitia

M-Kahlo dijo...

Y fluirán los deseos encarnados...