miércoles, 6 de enero de 2010

La fugacidad del momento


A veces las cosas no son como creemos, ni tampoco se acercan, a lo que quisiéramos que fueran. En la consciencia, las sensaciones son tan reales, que aparece el miedo a que puedan ser diferentes. Al menos, vemos la posibilidad de sufrir.

Ese miedo habla del conocimiento del dolor, a veces, también habla de cómo nos sentimos. Se desvirtuan las sensaciones, y todo es debido a cómo vivimos el momento, es la señal de que algo se tambalea bajo nosotros.

Puedes estar viendo lo que quieres ver, puedes estar viviendo lo que necesitas vivir. Ser consciente de lo que quieres, es un privilegio del ser humano, afrontas sin saberlo, ese miedo a perder, esa soledad del momento, esa sensación del pasado.

Sólo fue un pensamiento fugaz...

2 comentarios:

Javier Díaz Gil dijo...

En esos momentos siempre quedan manos tendidas, aquí tienes las mias.
Un beso

claudia dijo...

es verdad que todo es tan efìmero
leerte recien, me hizo volver a meditar sobre eso
dicen que la vida es ciclica, que lo que hoy nos hace sonreir, en un tiempo será motivo de tristeza y viceversa, por eso, lo mejor es disfrutar con todo nuestro ser esos momentos de alegria, y tranquilizar nuestra alma y nuestra ansiedad, en los momentos tristes, sabiendo q pasaran
el tiempo no para, nunca

me gusta tu blog, vengo del blog de hernan, y ahi te encontré, asi es la vida, una cadena de almas y acontecimientos :)

un saludo desde argentina, hasta pronto!
claudia