domingo, 5 de octubre de 2008

Allí te encontré...


Allí te encontré... en el abismo del silencio,
en la tarde desierta, entre sombras y rasgados momentos...
Tú hilabas, una a una mis palabras, mi pensar, mi sosiego,
declaraste lo sentido, y me hundí en mi rasgado pensamiento...

2 comentarios:

Herodes de la Bética dijo...

Si el óleo es bello, más bellas son tus palabras.
Un cordial saludo...

lys dijo...

Estoy de acuerdo. Bellas palabras.

Un beso. Escribe