miércoles, 17 de septiembre de 2008

Hasta allí llegaré... espérame


... te encontré a ti, la mentira, la hipocresía ... el engaño,
no me hiciste daño, sólo llenaste de pústulas, lo que el olvido sanará,
y hablaré de la muerte, de la vida... y de tus días...
de esos que rozaron la locura, para aspirar de la cordura, sin orden ni ley,
y con palabras alfombradas de intimidad, escribiré sobre el destino de mis días, hasta allí llegaré... espérame...

5 comentarios:

celia dijo...

Ese cuadro y esas frases me dejan sin palabras. Fantásticos!
Me encantan esas frases.

M-Kahlo dijo...

Hola Celia, me alegra que te guste.
Gracias!
Sólo invento un camino, que sé que existe... y ese arbol es parte de él...

UN ABRAZO

El Príncipe. dijo...

Hay que ponerse muy cerca y mirar hacia arriba para tener ese punto de vista. Hablas de realidad, valor y de fuerza.
A veces hay que irse muy lejos y mirar hacia el frente, el mismo árbol cambia completamente.
¿Porqué quieres que te espere la mentira, el engaño y la hipocresía?. No tienes que demostrarle nada.
Aspira de la cordura, y déjalas atrás.
Un beso fuerte, para una mujer valiente.

M-Kahlo dijo...

Hola Príncipe

Sólo miro el futuro y me despido de esas cosas, que hacen tanto daño... ese gran arbol es una de las cosas que más admiro y me gustan... son fuertes y se mantienen firmes ante la adversidad...
Como bien dices, el horizonte promete...
"Hasta allí llegaré... espérame"

celia dijo...

Esa perspectiva es muy compleja. La maraña ¿no te deja ver la luz? Intenta podar ese árbol y verás el cielo. Hazlo. Besos.